Blog Terapeutico

El pepino limpia y embellece la piel

El pepino es una de las hortalizas que menos proporciona, debido a su elevado contenido en agua, sin embargo, esto no impide que ocupe el cuarto puesto en la producción mundial de hortalizas, después del tomate, la col y la cebolla. China y Rusia son los principales países productores. El pepino es originario del sur de Asia, aunque su cultivo se extendió rápidamente por todo el mundo conocido en la antigüedad. Los egipcios, los griegos y los romanos ya lo conocían y apreciaban.

Comer un pepino es como beber un vaso de agua. Teniendo en cuenta que el 96% de su peso es agua, un pepino de 250 g contiene 240 g de agua. Pero ¡atención! eso no significa que carezca de valor nutritivo. Los q0 g de materia sólida que se hallan en un pepino de 250 g tienen gran valor biológico y poder curativo.

Propiedades e indicaciones: El pepino es uno de los alimentos más ricos en agua, por lo que únicamente aporta 13 kcal/ 100 g. Su proporción de preoteínas (0.69%) y de hidratos de carbono (1.96%), así como grasas (0.13%) es muy baja. Contiene pequeñas cantidades de provitamina A y de vitaminas B, C y E.

El elevado valor dietoreápico del pepino estriba en sus minerales, de reacción muy alcalina. Contiene potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro, así como diversos oligoelementos entre los que destaca el azufre.

El pepino posee las siguientes propiedades medicinales:

-Alacalinizante: Neutraliza el exceso de sustancias de desecho de reacción ácida que se producen como consecuencia de una alimentación rica en productos de origen animal.

-Depurativo: facilita la eliminación de las sustancias de desecho que circulan por la sangre, tanto por vía urinaria como a través de la piel.

-Diurético: Aumenta la producción de orina en los riñones.

-Laxante: Debido a su elevada proporción de agua (96%) y a su contenido de fibra soluble (0.8%) facilita la progresión de las heces en el intestino.

-Afecciones de la piel: El pepino hidrata la piel; aporta azufre necesario para el buen estado de las células de las uñas y del cabello; a la vez que “limpia” la sangre de sustancias tóxicas. Por ello se recomienda incluirlo en la dieta de quienes padecen eccemas, dermatosis y psoriasis. Aplicando localmente sobre la piel favorece su belleza.

-Estreñimiento debido a atonía intestinal.

-Exceso de ácido úrico y alimentación rica en alimentos de origen animal, ya que facilita a eliminación del ácido úrico y otras sustancias de desecho.

-Obesidad: provocan cierto grado de saciedad y a la vez aportan muy pocas calorías.

PRECAUCIÓN: Puede que no sean bien tolerados por quien padezca de dispepsia. Deben masticarse muy bien y la piel debe ser desechada.

Comentarios

  • Escriba una respuesta o comentario

    Por si acaso, tu email no se mostrará ;)